Reconstruccion con Cambios y la conversacion con los ciudadanos

Del Gobierno en Linea al Gobierno Digital

Por mucho tiempo los gobernantes se sentaban en la capital o en cualquier ciudad y empezaban a pensar que era lo mejor para su pueblo, eran como unos sabios que estaban alla y que decidían el futuro de los ciudadanos desde una oficina.

Luego llega el gobierno en linea que no era otra cosa que utilizar las tecnologias de la informacion y comunicación (TICs) en particular el internet como herramienta  conseguir hacer un mejor gobierno, era el tiempo de la web, el correo electronico y algunas plataformas de gestion pero todavia el ciudadano no estaba presente.

Pasabamos de un gobierno que era completamente centralista que interactuaba de forma unidireccional hacia los ciudadanos utilizando la tecnología.

Sin embargo los portales web de los gobiernos locales, regionales o nacionales están muy lejos de ser un instrumento eficaz para la mayoría de los ciudadanos. La mayor parte de sus contenidos solo sirven para conocer información.

Se requieren conocimientos o intereses específicos para ser realmente útiles, mayormente son utilizadas por empleados públicos o personas relacionadas con este sector. De hecho, la transparencia de la información no es eficaz para el control de la corrupción, se necesita la participacion de los ciudadanos.

Ahora debemo pasar al gobierno digital, y es allí donde las redes sociales son perfectas para promover la participacion ciudadana y mejorar la atencion de la poblacion. Gracias a ellas el ciudadano se convierte en fuente de ideas e iniciativas. Es diferente cuando yo le digo a una persona “yo le voy a resolver sus problemas” a que cuando yo le digo “resolvamos”.

El gobierno en línea estaba enfocado en la transparencia, participación y colaboración, en cambio un gobierno digital lo que busca es tener al ciudadano como principal actor de la implementación de la estrategia.

Las redes sociales convirtieron a las personas en protagonistas, cambiaron la relación gobierno-ciudadano y permitieron dialogar con la sociedad, resolver problemas de la comunidad, la rendición de cuentas, impulsan una gestión transparente y fomentan la participación ciudadana.

Las redes sociales no solo te permiten comunicar mucho sino también escuchar lo que está al otro lado y lo que la gente está diciendo, como reacciona la gente a cada cosa que estamos haciendo o a cada cosa que le vamos diciendo.

Ahora si quiero comunicar que vamos a inaugurar un tramo de una carretera que pasa por un distrito no hablo como antes que hablaba para toda una región que quizás no les interesa, ahora se puede comunicar de forma más precisa.

Es la mejor forma de llegar a la gente de hablarle directamente a ciudadano y vincularnos con ellos de forma directa. La transformación comienza por revalorar a la gente actuando colectivamente, escuchando y mejorando.

Las redes sociales permiten preguntar, opinar, quejarse, sugerir, avisar que algo está pasando o puede pasar. Pero el estado tiene la obligación de responder los comentarios que hagan los ciudadanos.

Reconstruccion con Cambios (RCC) y los ciudadanos

De la Flor, principal autoridad del organismo llamado Reconstrucción con Cambios (RCC) ha dicho que el portal  web servirá para que cualquier ciudadano de a pie pueda hacer un seguimiento al proceso de reconstrucción.

Pero si no hay nada más estresante que entrar a una oficina pública los invito a entrar a la página web de cualquier organismo del estado. Ahora el ciudadano opina, quiere ser escuchado y exige una respuesta inmediata.

La página en Facebook de Reconstrucción con Cambios (RCC) tiene un poco más 2,000 seguidores, pero además de ser un canal de conversación e información debería mostrar cercanía con los ciudadanos.

2,000 oportunidades de interactuar con personas para decirles que “eso que están haciendo les va a modificar la vida” pero también para “generar confianza con la población”, para escucharlos, atender sus inquietudes, y responder sus dudas.

Gracias al gobierno digital, un estado garantiza la transparencia y participación de los ciudadanos. Pasando de fortalecer el papel de las instituciones a fortalecer el papel de los ciudadanos.

Pero gobierno digital no es sinónimo de gobierno abierto.

Bienvenido a la era de la conversación señor Pablo de la Flor.